Saltar al contenido
Gato Store

Rascadores para Gatos

¿Sabías qué? Los rascadores cumplen un papel fundamental para los gatos domésticos que han perdido su contacto más directo con la naturaleza, permitiendo satisfacer su necesidad de afilarse las uñas y además de seguir así sus instintos naturales como marcar territorio de juego, liberar estrés, estirar y ejercitarse sin que tus muebles sufran las consecuencias.

A continuación, podrás conocer los rascadores más populares del mercado:

 

¿Qué rascador para gato debo comprar?

Es importante saber elegir qué tipo de rascador es el más adecuado para el hogar y además que se adapte a las necesidades de tu gato, Una de las primeras características en las que nos tenemos que fijar es, sin duda, en el tamaño, para encontrar el que se adapte a nuestro espacio, la edad o del tamaño del gato, la forma y diseño del rascador.

Rascadores pequeños para gatos:

Este modelo es perfecto para gatos pequeños, Sus dimensiones permiten colocarlo fácilmente en cualquier rincón de la casa, miden aproximadamente menos de 1 metro.

Los encontrarás en diferentes formatos, pero el más popular es el de esquinera, columna o poste.

Rascadores medianos para gatos:

Este tipo de rascador incorpora una estructura más compleja, son más grandes y sirven como parque de juego y gimnasio a tu gato.

La mayoría de ellos incluyen cuevas, tubos, gateras, dos o más alturas… Se convertirá en su lugar preferido para afilar sus garras, jugar y dormir.

Rascadores grandes para gatos:

Estos rascadores los puedes encontrar en casas donde habiten varios animales y que dispongan de espacio suficiente como para incorporarlo a la vivienda.

Son auténticos parques de atracciones, ofrecen mayor estabilidad para soportar el peso de varios animales e incorporan todo tipo de comodidades y diversiones: habrá camas, gateras, pelotas, juegos de cuerdas, cuevas, escaleras. Estos rascadores comúnmente se conocen como: árboles rascadores para gatos y rascadores para fijar en el techo.